Adelgazar corriendo es una forma muy efectiva y barata de bajar de peso, especialmente con la explosión en popularidad de dispositivos para corredores, como los iPod y reloj GPS. Ahora la gente disfruta salir a correr, mientras escuchan su música favorita y miden sus distancias e velocidades.

Si estas pensando adelgazar corriendo, lo primero que debes aprender es que comer correctamente es tan importante como correr harto. Así que empezáramos esta guía para adelgazar corriendo con una lista de comidas recomendadas.

Recordatorio: Es recomendado consultar con tu doctor antes de intentar bajar de peso/hacer una dieta, etc.

Cuando terminas tus entrenamientos y tienes mucha hambre,  ¿sientes que por haber corrido te mereces comer algo todos saben hace subir de peso?

Es típico después de un largo entrenamiento te das un baño, y rápidamente empiezas a sentir hambre, pero no estás pensando en comer una manzana, estas pensando en chocolates y pasteles.

Esto es totalmente normal, ya que tu cuerpo quemo más calorías de lo normal y  necesita alimentación nuevamente. Lo más intenso que sea tu entrenamiento, mas hambre vas a tener.

Lo que tienes que hacer es ayudar a tu cuerpo, no puedes ignorar el hambre por un par de horas porque eventualmente vas a terminar comiendo mucho mas.

Aquí hay seis recomendaciones para intentar en tu próximo entrenamiento:

  1. Asegúrate que tus niveles de hidratación estén altos así que toma hartos líquidos antes de un entrenamiento. No asegúrate de NO tomar café, té o coca cola. Toma agua, jugo de frutos y té de hierbas.
  2. Si estas planeando correr por más de una hora, asegúrate de llevar contigo comida alto en carbohidratos, como un plátano.
  3. Comer en los primeros 15 minutos después de un entrenamiento es muy recomendado, porque tu cuerpo absorberá los carbohidratos mas efectivamente que lo será más tarde, y esto ayudara a fortalecer a tus músculos para que estén listos para el próximo entrenamiento. Come algo como un plátano, bolo de cereal o una tostada.
  4. Intenta comer una comida alta en carbohidratos y proteínas en las primeras dos horas después de un entrenamiento. Un ejemplo de esto sería un sándwich con pavo, salmón y verduras en general.
  5. Esta recomendación será la más difícil para la mayoría de la gente: NO comas chocolate ni patatas fritas. El problema con comer estas comidas después de un entrenamiento es que tu apetito va estar más alto de lo normal, entonces probablemente terminaras comiendo más calorías que las que quemaste.
  6. No te obsesiones con tu peso. Después de un tiempo entrenando tu cuerpo se va sentir más saludable, y aunque tu peso sea similar, vas a haber convertido harta materia grasa en musculo, lo que significa que tu ropa te quedará mejor y tu cuerpo se verá más definido.

Y no pares de sonreír – el hecho que leíste este articulo demuestra que estas determinado/a a ponerte en forma ¡Buena suerte!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!